Hong Kong Protest #1

Hong Kong Protest #1

$69.99Price

Susan Meiselas ¨Prince Street Girls¨. Mujeres fotógrafas

Updated: Mar 12

Cómo el barrio natal de Susan Meiselas originó una de sus obras más influyentes: un estudio sobre la adolescencia, la feminidad y la repoblación de Nueva York.



Susan Meiselas Hanging out on Baxter Street. Little Venice. New York City, 1978. © Susan Meiselas | Magnum Photos

Fuente: Magnum(Fotos y texto extraídos de la página oficial de Magnum y traducido por Miguel Marina para los miembros de este sitio, sin ninguna otra finalidad que dar a conocer el trabajo de esta gran fotógrafa)


Nada menos que hoy vengo a hablaros de la que es presidenta de Magnum Foundation desde el año 2007, donde apoya, forma y orienta a la próxima generación de fotógrafos documentalistas en profundidad y práctica innovadora. Ahí es nada.


Susan Meiselas (nacida en 1948, Baltimore USA​) es una fotógrafa documentalista estadounidense. Ha estado asociada con la Agencia Magnum desde 1976 y ha sido miembro desde 1980. Mayormente conocida por sus fotografías Carnival Strippers (1976), Nicaragua (1981), Kurdistan: In the Shadow of History (1997), Pandora's Box (2001), Encounters with the Dani (2003) Prince Street Girls (2016), A Room Of Their Own (2017) y Tar Beach (2020).



En 1974, Susan Meiselas se trasladó a Mott Street, a las afueras de un barrio del centro de Manhattan conocido como "Little Italy" (la pequeña Italia) por su población mayoritariamente que eran inmigrantes italianos. Meiselas era una forastera en el barrio, pero un encuentro fortuito pronto cambió esa situación, dando lugar al inicio de una serie fotográfica a largo plazo sobre la juventud y la feminidad en la década de 1970. Un día, de vuelta a su casa en bicicleta, recuerda que "una ráfaga de luz me deslumbraba. Provenía un grupo de chicas que, de pie con un espejo, apuntaban a mis ojos cegándome. Ese fue el día en que conocí a las Prince Street Girls".


Al recordar ese primer encuentro ya como adulta, Frankie, niña por aquel entonces recuerda: "Estábamos todas sentadas aburridas, y Susan paseaba en su bicicleta, Carol tenía uno de esos espejos de mano y estaba jugando a apuntar cualquier cosa que viese o pasase por la calle, al ver a Susan, intentó poner el reflejo del sol en su cara. No sé cómo se lo tomó Susan pero fue a su apartamento y cogió su cámara".


Susan Meiselas Roe, JoJo, Dee and Lisa leaving St. Patrick's School. New York City, USA. 1976. © Susan Meiselas | Magnum Photos


Su serie documentaba la vida cotidiana de un grupo de preadolescentes italoamericanas de la zona que a mediados de los años 70 hacían de una esquina de la Calle Príncipe (Prince Street a partir de aquí) su lugar de residencia. Meiselas pudo captar (y captó) las interacciones sociales de aquellas chicas y la sinergia de su grupo, muy unido, algunas de las cuales estaban emparentadas. Mientras posaban para las demás con una conciencia de sí mismas cada vez mayor, Meiselas las fotografió con familiaridad: las capta tapadas unas sobre otras, reflejando el lenguaje corporal propio de la edad y condición social. Algunas veces hasta llevaban incluso el mismo tipo de ropa


Al igual que en Carnival Strippers, una serie que documentaba las vidas de las mujeres que hacían striptease en las ferias estatales de Nueva Inglaterra, así como de los hombres que asistían a los espectáculos y las promocionaban, aquí Meiselas capturaba retratos de las chicas no forzados, alejado de las tradiciones artísticas de la mirada masculina. Fotografió las primeras experiencias de sus ¨modelos¨ con la feminidad, y la paralela y rápida pérdida de la inocencia.



Susan Meiselas Carol, Pina and Lisa. Little Italy, New York City. USA. 1976. © Susan Meiselas | Magnum Photos


Susan Meiselas Dee and Lisa on Mott Street. Little Italy. New York City. USA. 1976. © Susan Meiselas | Magnum Photos


En las primeras imágenes de la serie, las niñas de Prince Street tienen esa inocencia infantil de la edad aunque alimentadas por la curiosidad. Al escribir sobre sus experiencias fotografiándolas, Meiselas recuerda: "Me veían llegar y gritaban: '¡Haznos una foto!" Fotografiadas en la cúspide de la adolescencia, las niñas volvían a casa desde la escuela vestidas con sus tradicionales uniformes de colegio católico a cuadros, medias subidas, haciendo pompas con el chicle. "Al principio, les hacía fotos sólo para compartirlas con ellas", explica Meiselas. Ese intercambio físico constituyó la base de la confianza emocional en la relación entre Meiselas y sus chicas.


"Me fascinaba la relación que mantenían entre ellas. Simplemente se lo pasaban genial juntas. "


Susan Meiselas JoJo, Roe, Julia, Pina, Lisa and Dee on the corner of Prince and Mott Streets. Little Italy, New York City, USA. 1976. © Susan Meiselas | Magnum Photos

En un extracto de On the Frontline (2017), la fotógrafa escribe: "Me fascinaba la relación que mantenían entre ellas. Simplemente se lo pasaban genial juntas. No planeábamos nuestros encuentros, si nos encontrábamos en cualquier lado fuera de Prince Street me presentaban de mala gana a sus padres. Yo era su amiga secreta, y mi apartamento se convertiría en una especie de escondite/refugio para ellas, cosa que sus padres habían prohibido".


Susan Meiselas At a playground under the Manhattan Bridge. NYC, USA. 1976. © Susan Meiselas | Magnum Photos


Esta serie, Prince Street Girls acabó captando la fugacidad de la juventud. Sólo dos años más tarde, las mismas chicas son fotografiadas fumando cigarrillos en la playa de Manhattan, mostrando con orgullo su abdomen con camisetas cada vez más estrechas. Las alpargatas sustituyeron a las zapatillas deportivas y el pintalabios, al chicle. Ahora ya eran adolescentes núbiles (como sugiere la postura adoptada en los retratos de Meiselas). Reflexionando sobre su incipiente sexualidad, Meiselas escribe: "A principios de los setenta apenas se hablaba del dominio de una cultura sexualizada, así que ¿a quién estaban imitando?". Tal vez estaban posando para impresionarse mutuamente. Todavía ¨estaban dentro¨ de sus torpes cuerpecitos tratando de encontrarse a sí mismas".


Susan Meiselas On the train to Manhattan Beach. NYC, USA. 1978. © Susan Meiselas | Magnum Photos

Susan Meiselas Pebbles, JoJo and Carol on the A train. New York City, USA. 1978. © Susan Meiselas | Magnum Photos


"En 1978 estaban cambiando, y yo quería capturar su crecimiento".

En 1978, la cámara de Meiselas fue testigo de las primeras incursiones nocturnas. Los primeros intercambios con otros jóvenes que se agolpaban en cualquiera de las escalinatas de la ciudad, bicicletas, boombox (Radiocasettes) a todo volumen, y tabaco. Estas imágenes muestran la rápida disminución de la frontera de su "Pequeña Italia", cuyos perímetros se acortaban por la invasión de la edad adulta: "En 1978 estaban cambiando, y yo quería capturarlo, quería fotografiar su crecimiento. Sin embargo, y por motivos de trabajo tuve que salir del vecindario y no tenía ni idea de que iba a estar tantísimo tiempo fuera". ".


Susan Meiselas | Prince Street Girls Pebbles, JoJo and Roe on Baxter Street. New York City, USA. 1978. © Susan Meiselas | Magnum Photos


A Meiselas le costó aceptar esta separación, ya que para entonces sentía una afinidad personal con la serie que estaba anclada exclusivamente en sus propias asociaciones con el hogar: "Mirar estas fotos ahora me recuerda lo difícil que fue integrar mis dos vidas: la familia y los amigos del barrio, y mi vida como fotógrafa en la carretera, en otros países".


Susan Meiselas Tina with Julia on Mott Street. Little Italy, New York CIty, USA. 1978. © Susan Meiselas | Magnum Photos

Aunque pretendía que la serie fuera una sutil observación de la pubertad, Meiselas lamenta que "el proceso se rompió justo cuando entraron en la adolescencia, y me fui del país". Sin embargo, volvía de vez en cuando desde Centroamérica, donde trabajaba en su reportaje de Nicaragua. Al regresar finalmente a Nueva York una década después, se encontró con que la vida de las niñas había continuado sin ella.


Susan Meiselas Pebbles with Enzo and Tina at the Carmine Street pool in Little Italy. New York City, USA. 1978. © Susan Meiselas | Magnum Photos

Susan Meiselas Pina, Carol, Roe and Dee in front of Pina's doorway. Little Italy, New York City, USA. 1976. © Susan Meiselas | Magnum Photos

"Las niñas ya habían pasado la adolescencia, habían superado los límites de las calles y habían empezado a formar sus propias familias".

Al ofrecernos una ventana a la vida de estas jóvenes, Meiselas consiguió enmarcar algo de su entorno más amplio. La serie es tanto un documento del paso de las chicas a la edad adulta como un documento del aburguesamiento de Little Italy. La serie es una oda a un tiempo y un lugar que ya no existen. Hoy, Meiselas sigue viviendo en el barrio, consciente de sus muchas transformaciones y vidas pasadas. Escribe: "Está repleto de jóvenes modelos y de personas que trabajan en el sector del puntocom, de cafés elegantes y de tiendas caras. Es casi imposible imaginar las calles como eran antes".


Susan Meiselas Lisa at the Mulberry Street Club. Little Italy. New York CIty, USA. 1979. © Susan Meiselas | Magnum Photos


Según Frankie, "la gente no acoge [a la comunidad italiana] en la nueva comunidad. Es como si dijeran: '¿Qué hacéis todavía aquí?'".


Susan Meiselas Julia's wedding at St. Patrick's Old Cathedral on Mott Street. Little Italy, New York City, USA. 1992. © Susan Meiselas | Magnum Photos


Aunque las chicas originales de Prince Street ya no están, a veces vuelven a visitar a la fotógrafa con sus hijas. Meiselas sigue pensando que la serie se quedó corta. "La historia completa de las jóvenes que se convierten en mujeres y siguen su vida, abandonan el barrio y tienen hijos, podría haberse convertido en una historia diferente y más larga", pero añade: "Tomé la difícil decisión de seguir otro camino, y eso tuvo consecuencias".


En junio de 2017, durante una exposición de la obra en la galería Higher Pictures, Susan Meiselas llevó un catálogo de las imágenes a las mujeres que una vez (y siempre) fueron las Prince Street Girls. El vídeo que aparece a continuación recoge algunas de sus reacciones mientras recuerdan su infancia y la moda de su juventud.





Fuente: Magnum(Fotos y texto extraídos de la página oficial de Magnum y traducido por Miguel Marina para los miembros de este sitio, sin ninguna otra finalidad que dar a conocer el trabajo de esta gran fotógrafa)

seguimi.jpg