google.com, pub-5910565945802022, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Subscribe to our newsletter - Don't miss it!

Gente atractiva haciendo cosas atractivas // Attractive people doing attractive things

Español // English


 

Las fotos aquí expuestas han sido extraídas de internet y no tienen otro motivo que mostrar el trabajo de este gran fotógrafo a los visitantes de este blog


 

Gary Cooper acaba de contar a Van Heflin, Clark Gable y Jimmy Stewart en la fotografía más famosa de Aarons, Los reyes de Hollywood. Las cuatro estrellas se ríen a costa de Aarons en el restaurante de Romano en Beverly Hills en la Nochevieja de 1957.
Gary Cooper, Van Heflin, Clark Gable y Jimmy Stewart en la fotografía más famosa de Aarons, Los reyes de Hollywood. Nochevieja de 1957.

He de reconocer que hay muchísimos fotógrafos a los que tengo envidia, uno de ellos es Slim Aarons (New York 1916 - 2006) que no sé cómo se las arregló para viajar por todo el mundo fotografiando a los acólitos de Hollywood, a altos miembros de la sociedad y a la realeza con facilidad después de haber servido en el ejército como fotógrafo militar ¿Cómo es posible ganarse la confianza de tanto rico? ¿cómo es posible acercarse tanto y conseguir esos retratos tan íntimos y sinceros personificando el glamour, el carisma e incluso celebridad? ¿te gustaría a ti fotografiar el ocio de los más ricos y famosos en entornos impresionantes? ¿te gustaría recorrer el mundo por encargo y meterte en la vida privada de tanto privilegiado económicamente? Envidia cochina, lo mío es envidia cochina


Aarons no nació fotografiando a gente guapa, no, como te comentaba más arriba fue fotógrafo de combate durante tres años en la Segunda Guerra Mundial, arrastrándose por campos de batalla del norte de África y Europa, pasando noches de bombas a la intemperie y herido de gravedad. Llegó a Roma a tiempo para ver cómo caía en manos de los Aliados y tomó una foto, ahora famosa, de un soldado estadounidense con un bebé en brazos ante la multitud que se agolpaba en las calles. Apareció en la portada de Yank en julio de 1944.


Famosa foto a la llegada a Roma, Soldado con bebé de Slim Aaron
Famosa foto a la llegada a Roma, Soldado con bebé de Slim Aaron

Después de la guerra, se sintió atraído por todas las posibilidades que se le presentaban. Juró que nunca más volvería a fotografiar la muerte o la destrucción,

Yo ya he vagado por suficientes campos de concentración y pueblos bombardeados. He dormido en el barro y me han disparado. Me debía una vida fácil y lujosa. Quería estar en el lado soleado de la calle".-Slim Aaron

Su primera parada fue Hollywood, "la capital mundial de los sueños", Trabajó como freelance para Life, fotografiando a estrellas de cine y curiosos eventos como un partido anual de croquet donde asistía la Crème de la crème. Viajaba constantemente para entre California y Nueva York, donde cubría las inauguraciones de Broadway, y más tarde a Italia para pasar temporadas en la oficina de Life en Roma.

"Roma era increíble. Jardines, palacios, principados... y la propia Italia era tan cálida y dorada".

Empezó a explorar todo el país, y se convirtió en su segundo hogar. Cuando la revista le pidió que fuera a Corea para cubrir la guerra allí, dijo que no. Para entonces había sufrido una completa metamorfosis y tenía una misión. Sólo fotografiaría "gente atractiva en lugares atractivos haciendo cosas atractivas".


Aarons dio a conocer al mundo todo tipo de lugares magníficos con sus fotografías: una gran villa de piedra colgada sobre un acantilado con vistas panorámicas de la bahía de Nápoles; la espectacular finca de George Newhall en Hillsborough, California (la casa y los jardines siguen el modelo de Le Petit Trianon en Versalles). Aarons extrajo todo lo que era cool y chic con su Leica, incluyendo picnics de esquí en Snowmass Village, Colorado, y almuerzos al aire libre en Palm Springs. "Incluso sus verduras son mejores", bromeó una vez sobre una pareja rica. "Y su champán, y el plumón de sus almohadas".


Al bueno de Slim Aarons se le ocurrió la idea de un estilo de retrato que él mismo describía como "fotografía ambiental". Los sujetos serían vistos en sus entornos (sus jardines, sus oficinas, sus salones, con sus libros, incluso sus malditos perros), y para ello se le ocurrió una forma ¨especial¨ de trabajar, con un equipo mínimo y una hermosa ayudante (las llamaba ¨Smasher¨, persona inteligente que impresiona) para distraer a sus sujetos. Entraba y salía de un lugar como un rayo, siempre con ideas como en 1960 cuando persuadió a la modelo Mary Jane Russell, para que trasladara todo su dormitorio a su jardín. En 1957 hizo que Madame de la Haye-Jousselin se vistiera con un hábito de montar y se sentara de lado frente a la puerta de hierro forjado de su magnífico castillo de Normandía. Esperó y esperó a que su caballo levantara la pezuña. Zachary calificó el resultado como "un auténtico retrato del siglo XVII".


Aún así, Aarons nunca se empeñó en crear arte, diciendo en más de una ocasión


'Todo es una mierda¨


A pesar de todo el glamour y la opulencia, "seguía siendo imparcial", "Nunca fue un miembro de la jetset; no quería serlo".


En 1997, Aarons vendió su archivo a Getty Images: miles y miles de impresiones, negativos y transparencias que salían de las cajas de su ático. Fue una decisión deliberada, Los editores de libros y las revistas solicitaban sus fotos así como diseñadores de casa. Las fotos más populares son las que tienen mucho color, con gente en traje de baño junto a sus piscinas".


Aarons decidió vender su archivo porque creía que la sociedad como tal ya no existía y quería que el público viera cómo la había documentado. Intuyó correctamente que esta nueva generación, tan atrapada por el dinero, el éxito y el lujo, apreciaría sus imágenes de fincas cuidadas e islas privadas. Ahora que el mundo está inundado por los ruidosos y asquerosos medios de comunicación sensacionalistas, sería un alivio volver a ver épocas más elegantes y graciosas. Por supuesto, había otras razones para la venta. La pasta, no te jode, ya que los fotógrafos vivimos de nuestras fotografías.


- ¿Eres un artista que retratas a gente rica? -Le preguntaron

- Yo soy un reportero, un fotoperiodista que cuenta historias con mi cámara - respondió

Acabo recordándote que tengo envidia de algunos fotógrafos, entre ellos a Slim Aarons