Autorretratos



A mediados de mis veintes estuve trabajando de Animador Turístico Deportivo en varios hoteles de Menorca, Mallorca y Lanzarote, me engañaban en el sueldo, pero era recompensado por tantos momentos buenos que se pasaba junto a compañeros y turistas que acaban siendo amigos. Mi trabajo molaba. Consistía en hacer el payaso a todas horas, por las mañanas y tardes en las competiciones deportivas, por la noche bailando con los niños y posteriormente haciendo shows encima de un escenario micrófono en mano, muchas horas de trabajo, si la vida laboral se rigiese por horas trabajadas mis compañeros y yo ya tendríamos Pensión Completa, cuantos ensayos, cuantas canciones, cuantos bailes, cuanta petanca, waterpolo, dardos y sjoelbak, cuanto micro....cuantas minidiscos bailando el Veo Veo de Teresa Rabal, todo eso y mucho más hace que te agotes y te preguntes.... ¿quién anima al animador?.

He hecho cientos de fotos en estos últimos años, muchas han salido malas, algunas pasables y pocas buenas, de todas ellas sólo hay dos o tres dónde yo salgo en la escena, inexplicable sabiendo lo narcisista que puedo llegar a ser y me pregunto, ¿quién fotografía al fotógrafo?.

El autorretrato en la calle gusta, hace que participes en la escena descaradamente como Velázquez y El Greco en su obras Las Meninas y El entierro del Conde de Orgaz, con dos cojones, o como Alfred Hitchcock salía en sus pelis, sin decir nada, pero dándose cuenta de todo. Lo mismo puedes hacer tú, sal en alguna de tus fotografías, participa en la escena, sé testigo número uno del momento, autorretrátate, como Velázquez, con dos cojones.



0 views
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram

Observing has never been easier 

Start a conversation:

info@miguelitor.net

+852 61554166

Legal:

Privacy

Terms

About me

Team Building for companies

My book:

Ping Pong

© 2016 Miguelitor Photography