Ping Pong


Quiero empezar esta entrada advirtiéndome a mí mismo que aún no ha salido el libro y que puede que no lo haga, depende y dependo de algunos factores, esos factores son personas que quieran patrocinar mi libro mediante una campaña de crowdfunding que saldrá la semana que viene, ya veremos cómo lo hago, ...pero lo haré.

Desde que llegué a Hong Kong hace 9 años con muchas lágrimas en los ojos y sólo 300 euros en el bolsillo, he perdido el miedo, sí, creo que ése se quedó en en el aeropuerto de Madrid-Barajas, en cambio, sí viajaría conmigo un sueño, el sueño que tenía de convertirme en fotógrafo, el sueño de fotografiar aquello que veía y contaba con palabras y que la gente de mi alrededor me reconocía como observador. Quería fotografiar.

El camino no ha sido para nada fácil, bueno, ¡pues cómo el tuyo!, a ti tampoco te han regalado nada..., pero este camino está dejando de ser cuesta arriba y ahora llaneo en zapatillas de deporte sintiéndome cómodo oiga, fue desde que me llamaron para exponer 30 de mis fotografías en uno de los mejores sitios para exponer de todo Hong Kong, un club privado de corresponsales, periodistas y artistas, un sitio donde según me advirtieron algunos colegas fotógrafos es prácticamente imposible exponer, a mí me llamaron sin tener que pedir permiso para entrar, llamó a mi puerta ¨el¨ FCC (Foreign Correspondal Club). Alguien les habló y mostró las fotografías de Hong Kong de un chico español, las que hacía entre clase y clase cuando se dedicaba a cantar a bebés, les gustó el trabajo, me llamaron, hablamos, llegamos a un acuerdo y lloré. Expondrían 30 fotografías en la sala principal, pagarían ellos los marcos, las impresiones en papel Hahnemule formato a2, catering, bebidas, marketing off y online, yo tendría que hacer una breve presentación de mi trabajo y biografía. Lloré otra vez, el miedo se quedó en Barajas pero el sentimentalismo lo doblé y metí en la maleta.

Esa exposición fue un éxito, más de 300 personas en el opening, medios de comunicación y un chico de Ciempozuelos que nervioso sonreía, aún recuerdo las palabras que un corresponsal del periódico Le Figaro de Francia me dijo, ¨Nadie ve como tú, sólo lo tienes que creer¨. Desde ese día, me dedico a enseñar a observar.

He impartido talleres en Hong Kong, Filipinas, Taiwán, Macao, Vietnam, Japón y Tailandia, algunos gratis, otros perdiendo dinero pero en todos ganando experiencia, aprender a enseñar se aprende enseñando y lo mejor de todo es que encima sales a fotografiar, ...en el top 3 de los mejores oficios del mundo, meter un gol tiene que molar, hacer fotos es desdoblar el sentimentalismo de la maleta.


Mi libro

Leo fotografía, leo fotografías, veo fotografías, miro fotografías, escucho fotografías, oigo fotografías, pienso, sueño, imagino, colecciono, intercambio, compro, ahora enseño y desde siempre imprimo mis fotografías, un hobby caro que te hace sentir rico, 367 fotografías en formato a4 ocupa mucho en casa pequeña y mi mujer dice que lo malo es que cada día hay más, yo, en cambio, le digo que eso es lo bueno.

Las saco de las cajas de vez en cuando, al mirarlas me acuerdo del momento exacto cuando las tomé, donde estaba y qué es lo vi antes y después de apretar el obturador, y son tantas veces que las he visto que ya las comparo con otras que también he hecho. De ahí vino la idea Ping Pong


Ping Pong es un libro de 80 fotografías, me di cuenta que combinar dos imágenes era una manera estupenda de contar una historia, 40 dípticos que nos explican 80 fotografías donde la alegría, tristeza, humor, pobreza, riqueza, geometría, simetría, momento decisivo, vejez, juventud, el juego, el dinero, el sueño, la familia....se ve de otra manera, 6 toros 6....80 fotografías 80.


Pingo Pong es un libro donde no vas a parar de mirar a la foto de la izquierda y a la de la derecha, Ping Pong, algunas te harán reír, otras pensar, Ping Pong, Unas pensar, otras reír, ping pong, derecha e izquierda Ping Pong, Ping Pong, Ping Pong, Ping Pong, Ping Pong....




Niños en Filipinas que no tienen juguetes, ni dinero pero si tiene amigos y juegan

vs

Niños en Hong Kong con dinero, juguetes, instalaciones pero sin amigos, y claro, no juegan

Ping Pong





Desde el suelo, Ping Pong, en geometría, Ping Pong, en simetría Ping Pong, en el metro, Ping Pong, el la playa, Ping Pong, en los aseos, Ping Pong, en el maquillaje Ping Pong, en la riqueza, Ping Pong, en la salud, Ping Pong, en el amor Ping Pong, en el deporte, Ping Pong, en el vandalismo, Ping Pong, en la pasión, Ping Pong, en los espejos, Ping Pong, en lo diferente, Ping Pong, en Hong Kong, Ping Pong, en Vietnam, Ping Pong, en Espinete, Don Pim Pom, en el blanco y negro, Ping Pong, en la fotografía, Ping Pong.


Mi libro, mi proyecto, mi orgullo, mi viaje, mis observaciones, mis notas, mis 9 años de lágrimas, mi sueño

Ping Pong


"SI PUDIERA CONTARLO CON PALABRAS, NO ME SERÍA NECESARIO CARGAR CON UNA CÁMARA" - LEWIS HINE


Nos hemos propuesto hacer un buen trabajo, desde la primera página hasta la última

80 fotografías 80, 40 dípticos libro 23 x 23 cm

Tapa dura Texto 1C + 1C, 96 páginas

High quality gloss art paper 200 gsm

Cubierta, Texture Fancy Paper Astropint HoneyComb 120gsm

Texto, High Quality gloss art paper 170 gsm


Próximamente...

¡Gracias!

























150 views
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram

Observing has never been easier 

Start a conversation:

info@miguelitor.net

+852 61554166

Legal:

Privacy

Terms

About me

Team Building for companies

My book:

Ping Pong

© 2016 Miguelitor Photography