La India y sus niños que se sumergen en el Ganges



Hace una semana que llegué de mis vacaciones navideñas en España y viendo las fotos que he conseguido durante mis tres semanas en Madrid más dos días en Cuenca he de decir que estoy muy satisfecho del resultado conseguido y muy contento de lo aprendido, sí, he aprendido mucho de fotografía durante mis vacaciones. Ciempozuelos tiene muchas cosas buenas, pero es verdad que cuando cogí el avión desde Hong Kong camino pueblos del Jarama iba un poquito decepcionado ya que sabía no me encontraría vida por las calles y eso para un fotógrafo como yo, acostumbrado a vivir con 9 millones de vecinos suena cuanto menos aburrido, siempre hablando desde lo fotográfico, claro está, porque mi pueblo mola mucho.

Muchos fotógrafos que conozco me dicen que tengo suerte de vivir en Hong Kong, que es un sitio idóneo para la fotografía que hago y que en cada esquina puedo encontrar una escena fotografiable, en parte es verdad, Hong Kong tiene mucha vida pero ya está, no es tan fácil fotografiar las calles de Hong Kong, si no se selecciona bien el trabajo la fotografía en Hong Kong puede ser tan monótona como la típica de India con sus niños sumergiéndose en el río Ganges.

Lo primero que te das cuenta al llegar a España es de LA LUZ TAN BONITA QUE HAY (lo pongo en mayúsculas pero lo digo bajito porque sino seguro que nos la cobran), el sol, las nubes, los atardeceres, amaneceres, los campos castellanos (en el caso de mi pueblo), la arquitectura, las casa bajas (hacía mucho tiempo no veía una casa baja, una vez, a un estudiante de español en Hong Kong le dije que dibujase una casa y me dibujó un edificio de 90 plantas), las ventanas de esas casas viejas, la niebla y sobre todo LAS SOMBRAS, tampoco me acordaba de la calidad de la sombra, en Hong Kong hay luz, claro está, pero entre poluciones y el 90% de humedad es tan gris que muchas veces vemos en monocromo....sabía que con esa calidad de luz y estos nuevos paisajes podía hacer fotos interesantes aún sin haber tanta vida como hay en Hong Kong.

Me enfoqué mucho en la composición, siempre buscando figuras geométricas mezcladas con algún movimiento de algún paisano que desconfiado pasaba por mi lado o de alguna sombra de farola o persona que el sol proyectaba, las casas tan blancas y de ventanas cuadradas eran el fondo adecuado, la palabra chaflán la había dicho dos veces en mi vida pero durante mis vacaciones pasaba por mi cerebro una y otra vez, los quería de background, las farolas me servían para dividir la foto, bien en dos buscando simetría o bien me partía la foto allá donde me pareciese, también hacía mucho tiempo que no veía una farola nacer desde el suelo, las calles solitarias de Cuenca (en Cuenca sólo estábamos el frío, mi mujer y yo) se convertían en un escenario perfecto para la composición y autorretrato, la tranquilidad de estar de vacaciones y la que te da un sitio donde no te tropieces con 70 personas a la vez te hace pensar que tipo de fotografía puedes hacer, las fotos no se hacen sólo en India, ni en Hong Kong, cualquier escenario es bueno para apretar el obturador.

.


34 views
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram

Observing has never been easier 

Start a conversation:

info@miguelitor.net

+852 61554166

Legal:

Privacy

Terms

About me

Team Building for companies

My book:

Ping Pong

© 2016 Miguelitor Photography